Libros de Séneca

En esta entrada te presentamos una los mejores libros de Séneca. El más reconocido filósofo estoico no escribió libros tal y como los conocemos, sino escritos breves de carácter moral, a modo de diálogo y cartas. Un ejemplo de estas últimas son las Epístolas morales a Lucilio, que Séneca escribió durante los últimos tres años de su vida. Además, no menos importancia revisten las Consolaciones y las conversaciones sobre diversos temas conocidas como Diálogos.

Libros de Séneca

Séneca libros

El género de la «consolación» fue creado por los filósofos griegos y adoptado posteriormente por los romanos. La finalidad que perseguían los autores de consolaciones era transformar el estado de ánimo de quienes padecían aflicciones y desgracias. Para ello, empleaban la exposición reflexiva, intimista en ocasiones y siempre persuasiva, de ejemplos moralizantes, normas de conducta y principios morales elevados que debían servir de remedio.

El género de la «consolación» fue creado por los filósofos griegos y adoptado posteriormente por los romanos. La finalidad que perseguían los autores de consolaciones era transformar el estado de ánimo de quienes padecían aflicciones y desgracias. Para ello, empleaban la exposición reflexiva, intimista en ocasiones y siempre persuasiva, de ejemplos moralizantes, normas de conducta y principios morales elevados que debían servir de remedio.

En estos libros de Séneca que recogen sus diálogos, consolaciones y cartas verás que la enfermedad, la muerte y el destierro, en el seno de una fortuna o destino circundante tan próximo como imprevisible y caprichoso, son los principales temas sobre los que giraban las consolaciones y su afán de sensatez confortadora, de moderación de la pena y de serenidad frente a lo ineluctable.

De manera más específica, puede afirmarse que las consolaciones de Séneca a Marcia, a su madre Helvia y a Polibio no son escritos especulativos, ni metafísicos, ni tampoco sistemáticos y dogmáticos, sino que más bien muestran su espíritu pragmático y moralizador.

libros de séneca
Rate this post

Deja un comentario